La supervisión técnica es un proceso contemplado y actualizado que se encuentra vigente en el Reglamento Colombiano de Construcciones Sismoresistentes, NSR-10. Pero no se puede desconocer que parte de las construcciones del país tienen algún grado de informalidad, lo cual termina afectando la calidad del proyecto entregado al cliente final.

La informalidad en la construcción de viviendas (o informalidad urbana) está definida como la ausencia de algunas características de habitabilidad y legalidad dependiendo del ente que la esté evaluando. Pero en general para definir la informalidad urbana se revisan características como: infraestructura, acceso a servicios públicos, condiciones de entorno, aspectos legales entre otros.

Supervisión técnica en edificaciones

Imagen 1. Variables en concepto de Informalidad Urbana (Elaboración propia)

Como se puede ver en las variables que hacen parte de la definición de informalidad urbana para el Banco interamericano de Desarrollo y Naciones unidas, la dimensión legal, que hace referencia a la no tenencia del título de propiedad de la vivienda es compartida junto con otros elementos; pero la ausencia de esta variable genera una falta de controles que se ejecutan en la fase de diseños, en el proceso constructivo que facilita el no cumplimiento de normas técnicas.

Algunas cifras de la informalidad urbana

De acuerdo con el Centro de estudios económicos regionales (CEER) del Banco de la República en las 13 ciudades principales, la informalidad urbana a tenido una disminución del 3.5% entre los años 2009 a 2015, colocándose en un 22%. Esto indica que por cada 100 viviendas que se construyen, 22 presentan algún grado de informalidad.

Imagen 2. Informalidad urbana en Colombia (CEER, 2016)

Esta caída en la informalidad obedece a la implementación de programas del gobierno nacional que fomentan la construcción, mejoramiento y reconstrucción de viviendas, por ejemplo, por medio de programas de subsidios los cuales obligan a que las construcciones tengan todas las características de una construcción formal; De esta manera los diseños y construcciones se realizan bajo una supervisión técnica que garantiza que las edificaciones construidas cumplen con todas las disposiciones de las leyes para después ser transferidas a los dueños.

La Supervisión Técnica de acuerdo NSR-10 corresponde a la verificación de que lo diseñado sea lo construido, garantizando su relación con los planos, diseños y especificaciones técnicas. Esta supervisión es de carácter obligatorio para edificaciones con área mayor a 2000 m2, independiente de su uso (Decreto 945 de 2017). En caso de que la construcción no requiera una supervisión técnica independiente el constructor esta obligado a realizar controles mínimos de calidad y los ensayos de comprobación técnica de los materiales utilizados.

Controles exigidos en la Supervisión Técnica

Los controles exigidos que debe realizar la Supervisión Técnica dentro de su alcance son los siguientes (Título I – Supervisión Técnica):

  1. Control de Planos. Como mínimo debe constatar la existencia de todas las indicaciones necesarias para realizar la construcción.
  2. Control de Especificaciones. Como mínimo debe la construcción debe llevarse a cabo cumpliendo las especificaciones contenidas en la NSR-10 para cada material.
  3. Control de Materiales. La supervisión técnica exigirá que la construcción de la estructura se ejecute con materiales que cumplan las normas técnicas de calidad establecidas en NSR-10.
  4. Control de Calidad. La supervisión técnica aprobara la frecuencia y el número de toma de muestras a ensayar en el laboratorio aprobado.
  5. Control de Ejecución. En este aparte la supervisión técnica debe inspeccionar el proceso constructivo del proyecto para esto como mínimo vigilar: 
  • Replanteo
  • Dimensiones
  • Condiciones de la cimentación
  • Colocación de formaletas y obra falsa
  • Colocación de acero de refuerzo
  • Mezclado, transporte y colocación de concreto
  • Levante de muros, refuerzos, mortero de pega e inyección
  • Prefabricados
  • Estructuras metálicas

Mucha más tranquilidad al comprador final

Todos estos controles están direccionados para dar tranquilidad al propietario final que se esta construyendo una vivienda formal con todos los estándares de seguridad. Aunque a nivel técnico existen controles, el Gobierno Nacional emitió la ley 1796 del 13 julio de 2016, la cual tiene como objetivo proteger al comprador de vivienda e incrementar la seguridad de las edificaciones.

A nivel técnico se crea la “certificación técnica de ocupación”, la cual se emite por parte del Supervisor Técnico una vez se hayan concluidos las obras aprobadas en la licencia de construcción. Este certificado se expide bajo gravedad de juramento y su objetivo es certificar que la obra conto con la supervisión correspondiente, y esta avala la construcción realizada conforme a los planos y de acuerdo con los controles exigidos en el Reglamento Colombiano de Construcciones Sismo resistentes.

Referencias

  1. NSR-10 (2010). Reglamento Colombiano de Construcciones Sismo resistentes
  2. Congreso de Colombia, (2016). Ley 1796 de 2016
  3. Ministerio de vivienda, Ciudad y Territorio, (2017). Decreto 945 de 2017
  4. Bonet, J, (2016). Informalidad Laboral y en la Vivienda – Banco la República

Compartir

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Lo más visto

Archivos