Por Ing. Jesús Erasmo Sierra

Cuando los pavimentos flexibles fallan estructuralmente, determinar el mejor método para la rehabilitación puede ser muy difícil.

Una sobre carpeta puede ser la solución para corregir algunas fallas superficiales. Pero si los problemas son muy severos y ya están afectadas las capas granulares, esta metodología de sobre carpeta, a corto plazo, presentará nuevamente las mismas fallas.

Se presentan tres soluciones para este tipo de problemas de rehabilitación:

  • Sobre carpeta estructural gruesa
  • Reemplazo de base granular y superficie de asfalto.
  • Reciclado y/o recuperación completa de la estructura (FDR = Full Depth Reclamation) usando Cemento Portland.

Los dos primeros métodos pueden ser mucho más costosos y demandan mayor tiempo de ejecución y utilizan agregados nuevos. Mientras que el método FDR puede ser más económico y amigable para el medio ambiente.

¿Qué es el reciclado de pavimentos?

El reciclado consiste en la reutilización, generalmente luego de cierto tratamiento, de un material del pavimento que ha cumplido su finalidad inicial, el cual se emplea para construir una nueva capa en la misma o en otra carretera.

Existen diferentes maneras de clasificar el reciclado de pavimentos:

  • Por la temperatura a la cual se realiza
  • Por la profundidad de pavimento involucrada en el proceso
  • Por el lugar donde se realiza la operación de mezcla
  • Reciclado en planta en caliente
  • Reciclado en el sitio, el cual comprende tanto los procesos de reciclado superficial en caliente como los de reciclado en frío en el mismo lugar de las obras.

Si hablamos de reciclado en el sitio, este procedimiento consiste en demoler o disgregar la estructura total del pavimento flexible (carpeta asfáltica, base y subbase granular y/o material de la subrasante) y se combinan con Cemento Portland + agua, donde posteriormente son compactados para conseguir una nueva base granular estabilizada, la cual aportará mejor capacidad a la nueva estructura pavimento. Finalmente se aplica una capa asfáltica de rodadura (delgada), debido al gran aporte que ofrece la nueva base estabilizada con Cemento Portland.

Para determinar si es apropiado utilizar esta metodología de reciclaje de pavimento in situ, debemos hacer las siguientes verificaciones:

  • Si el pavimento está seriamente dañado y no puede rehabilitarse con una simple repavimentación.
  • Si el daño del pavimento existente indica que es probable que exista un problema en la base o subrasante.
  • Si la falla del pavimento existente requiere parcheo de profundidad completa en más de 15 a 20% del área de la superficie.
  • La estructura del pavimento es inadecuada para el tráfico futuro.
  • Se debe hacer un análisis o estudio del Pavimento.
  • Inspección visual de fallas superficiales (PCI).
  • FWD – uso de la reflectometría para capacidad estructural e identificación de capas débiles (subrasante).
  • GPR – Uso de georradar para un perfil completo del pavimento.
  • Extracción de núcleos para determinar las especificaciones de las materiales in situ.

El material cementante que se recomienda utilizar para esta técnica de reciclado in situ, sería un cemento tipo II o tipo V; de acuerdo con la Norma ASTM C150/150M. Bajo la norma técnica colombiana NTC-121, esta recomendación podríamos utilizar cementos BCH, RS o UG (Bajo Calor de Hidratación, Resistente a Sulfatos o inclusive Uso General).

Contenidos de Cemento muy elevados, puede causar agrietamientos por contracción. Se recomienda una dosis de 3-5% en masa.

BIBLIOGRAFÍA

Guide to Full-Depth Reclamation (FDRwith Cement) – PCA.

Norma INVIAS ART 350 – 13.

Compartir

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn