La administración de inventarios en un negocio de cara al público, como lo son las ferreterías, es una mezcla entre la técnica y el arte de manejar los elementos financieros y comerciales de manera que se logre un balance entre el flujo de dinero y la disponibilidad de productos.

Elementos financieros: 

El primer componente financiero a considerar es la cantidad de dinero (flujo de caja) desembolsado para comprar productos que se almacenarán por un determinado tiempo hasta que pase a suplir la necesidad del cliente. Dentro de esta consideración es necesario tener en cuenta el costo del flete que se encarece en la medida en que se transportan pequeñas cantidades.

El segundo componente es la cantidad de dinero que se mantiene inactivo mientras dure el inventario de productos, lo cual perjudica el rendimiento esperado del dinero y la adquisición de nuevos productos de mayor rotación, y que usualmente al medirse contra las ventas generan el indicador de los días de inventario.

Ahora bien, en la medida en que se tenga mayor inventario surge la necesidad de destinar mayor área de la ferretería para este propósito, lo cual lleva a considerar el costo de la propiedad y mientras más costoso sea el metro cuadrado construido en la zona, mayor impacto tendrá en los resultados financieros de la empresa.

Además, es necesario tener en cuenta los costos de mantenimiento (limpieza, reempaque, movimientos dentro de la bodega, realización de inventarios físicos, etc) que supone tener almacenado por períodos largos un determinado producto.

También es necesario considerar las implicaciones económicas que se generan por la pérdida de mercancía de manera paulatina en los productos a granel, y las que se dan por otras causas en artículos pequeños y de alto valor. De la misma manera, se deben considerar los costos de transporte y disposición final generados por productos vencidos almacenados en bodega o los que con vida útil no se venden.

Sin embargo, existe una razón para incrementar los inventarios de manera temporal; esto es cuando existe el rumor de un alza de precios inminente, con lo cual se obtiene una ganancia extra que normalmente no se encuentra presupuestada.

Flujo de caja.

Elementos Comerciales:

El primer componente comercial es el cliente que acude diariamente a la ferretería y con su compra mueve la primera parte de la ecuación financiera que son los ingresos, que se ven afectados cuando no se dispone del producto o de la cantidad suficiente requerida por el cliente.

El segundo aspecto a considerar es que la ferretería es el cliente del productor, quien a su vez está innovando y creando nuevos productos que vende a la ferretería, volviendo los anteriores productos obsoletos. Además, están los productores que incursionan en nichos de mercado nuevos y ofrecen productos similares a precios más bajos o con características superiores, lo que lleva a duplicar mercancías de diferentes productores y engrosando los inventarios.

Con los anteriores aspectos surge la pregunta: ¿Cómo encontrar el balance entre el costo que representa un inventario abultado y la pérdida de venta por no disponer del producto en el momento en que el cliente lo necesita?

Las siguientes medidas ayudarán a repartir las cargas y los riesgos al administrar un inventario:

  • Los inventarios en consignación son una práctica de ganar-ganar, pues al productor le interesa impulsar sus productos y al ferretero le interesa disponer del menor capital de trabajo para hacer crecer su negocio.
  • Los grupos de compras son una modalidad en la que los competidores se unen para comprar grandes cantidades de productos que les permiten acceder a mayores descuentos y por ende manejar mejor sus inventarios y sus flujos de caja.
  • Llenar el vacío que deja la no disponibilidad de producto con un excelente servicio siempre será una práctica muy valorada por los clientes. Si al cliente se le da la mala noticia de no disponer del producto inmediatamente se le ofrece un servicio de valor agregado como enviarle dicho producto al día siguiente sin costo de entrega.
  • Incorporar la tecnología al negocio. Muchas ventas en la actualidad se realizan por internet, a veces incluso sin lugares físicos de atención y ofreciendo la posibilidad de cambio si el cliente no queda satisfecho.

Compartir

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn